LEY 41/2007, de 7 de diciembre, por la que se modifica la Ley 2/1981, de 25 de marzo,
de Regulación del Mercado Hipotecario y otras normas del sistema hipotecario y
financiero, de regularización de las hipotecas inversas y el seguro de dependencia y por
las que se establece determinada norma tributaria.

DISPOSICIÓN ADICIONAL PRIMERA
REGULACIÓN RELATIVA A LA HIPOTECA INVERSA

1. A los efectos de esta Ley, se entenderá por Hipoteca Inversa el préstamo o crédito
garantizado mediante hipoteca sobre un bien inmueble que constituya la
vivienda habitual del solicitante y siempre que cumplan los siguientes requisitos:

a) que el solicitante y los beneficiarios que éste pueda designar sean personas de
edad igual o superior a los 65 años o afectadas de dependencia severa o gran
dependencia.
b) que el deudor disponga del importe del préstamo o crédito mediante
disposiciones periódicas o únicas,
c) que la deuda sólo sea exigible por el acreedor y la garantía ejecutable cuando
fallezca el prestatario o, si así se estipula en el contrato, cuando fallezca el último
de los beneficiarios.
d) que la vivienda hipotecada haya sido tasada y asegurada contra daños de acuerdo
con los términos y los requisitos que se establecen en los artículos 7 y 8 de la Ley
2/1981, de 25 de marzo, de Regulación del Mercado Hipotecario.

2. Las hipotecas a que se refiere esta disposición sólo podrán ser concedidas por las
entidades de crédito y por las entidades aseguradoras autorizadas para operar en
España, sin perjuicio de los límites, requisitos o condiciones que, a las entidades
aseguradoras, imponga su normativa sectorial.

3. El régimen de transparencia y comercialización de la hipoteca inversa será el
establecido por el Ministro de Economía y Hacienda.

4. En el marco del régimen de transparencia y protección de la clientela, las entidades
establecidas en el apartado 2 que concedan hipotecas inversas deberán suministrar
servicios de asesoramiento independiente a los solicitantes de este producto,
teniendo en cuenta la situación financiera del solicitante y los riesgos económicos
derivados de la suscripción de este producto. Dicho asesoramiento independiente
deberá llevarse a cabo a través de los mecanismos que determine el Ministro de
Economía y Hacienda. El Ministro de Economía y Hacienda establecerá las condiciones,
forma y requisitos para la realización de estas funciones de asesoramiento.

5. Al fallecimiento del deudor hipotecario sus herederos o, si así se estipula en el
contrato, al fallecimiento del último de los beneficiarios, podrán cancelar el
préstamo, en el plazo estipulado, abonando al acreedor hipotecario la totalidad de los
débitos vencidos, con sus intereses, sin que el acreedor pueda exigir compensación
alguna por la cancelación.
En caso de que el bien hipotecado haya sido transmitido voluntariamente por el deudor
hipotecario, el acreedor podrá declarar el vencimiento anticipado del préstamo o crédito
garantizado, salvo que se proceda a la sustitución de la garantía de manera suficiente.

6. Cuando se extinga el préstamo o crédito regulado por esta disposición y los
herederos del deudor hipotecario decidan no reembolsar los débitos vencidos, con
sus intereses, el acreedor sólo podrá obtener recobro hasta donde alcancen los
bienes de la herencia. A estos efectos no será de aplicación lo dispuesto en el párrafo
segundo del artículo 114 de la Ley Hipotecaria.

7. Estarán exentas de la cuota gradual de documentos notariales de la modalidad de
actos jurídicos documentados del Impuesto sobre Transmisiones y Actos Jurídicos
Documentados las escrituras públicas que documenten las operaciones de constitución,
subrogación, novación modificativa y cancelación.

8. Para el cálculo de los honorarios notariales de las escrituras de constitución,
subrogación, novación modificativa y cancelación, se aplicarán los aranceles
correspondientes a los «Documentos sin cuantía» previstos en el número 1 del Real
Decreto 1426/1989, de 17 de noviembre, por el que se aprueba el arancel de los
Notarios.

9. Para el cálculo de los honorarios registrales de las escrituras de constitución,
subrogación, novación modificativa y cancelación, se aplicarán los aranceles
correspondientes al número 2, «Inscripciones», del anexo I del Real Decreto
1427/1989, de 17 de noviembre, por el que se aprueba el arancel de los Registradores
de la Propiedad, tomando como base la cifra del capital pendiente de amortizar, con una
reducción del 90 por ciento.

10. Podrán, asimismo, instrumentarse hipotecas inversas sobre cualesquiera otros
inmuebles distintos de la vivienda habitual del solicitante. A estas hipotecas inversas
no les serán de aplicación los apartados anteriores de esta disposición.

11. En lo no previsto en esta disposición y su normativa de desarrollo, la hipoteca inversa
se regirá por lo dispuesto en la legislación que en cada caso resulte aplicable.