Ventajas y Garantías:

Recibir un pago mensual durante toda su vida, en función de la edad y el sexo del contratante, así como del valor de su vivienda. Al igual que en una Hipoteca Inversa.

Disfrutar de un excelente tratamiento fiscal, ya que los mayores de 70 años sólo tendrán obligación de tributar por el 8% del total de Rentas percibidas anualmente. (Para más información consultar el Glosario de Términos).

Mantener el total uso y disfrute de su vivienda, en las mismas condiciones en que la venía utilizando como propietario. Rentabilizará su patrimonio inmobiliario sin necesidad de renunciar al enorme ventaja que supone seguir viviendo en su casa de siempre, sin alejarse de su barrio y entorno habitual.

Poder hacer frente, si así lo desea, de forma inmediata y tan pronto como lo necesite, al pago de la Residencia de Mayores que desee, pudiendo acceder a todos los servicios adicionales que la Residencia le ofrezca.

Formalizar la operación no le supondrá ningún coste adicional, ya que todos los gastos e impuestos que se generan son a cargo del adquirente. Además, tampoco tendrá que abonar en el futuro las derramas extraordinarias de Comunidad ni el recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles.

Pero, la principal Ventaja de estas operaciones son las GARANTÍAS que se ofrecen a la Persona Mayor:

La operación se formaliza ante Notario en una Escritura Pública que queda inscrita en el Registro de la Propiedad.

En la Escritura se establece una Condición Resolutoria para el hipotético caso de impago, por la cual el Transmitente / Persona Mayor recupera la plena titularidad de la vivienda sin perjuicio de las mensualidades ya percibidas hasta ese momento.

Igualmente, en la propia Escritura se garantiza a la Persona Mayor la posibilidad de renunciar en cualquier momento al derecho de uso y disfrute de la vivienda, percibiendo desde esa fecha un pago superior al que estuviera cobrando.

RENTA VITALICIA INMOBILIARIA

Este producto permite que las Personas Mayores perciban una renta mensual a cambio de la transmisión de la Nuda Propiedad de sus viviendas, a la vez que mantienen el uso y disfrute de las mismas durante el resto de su vida.

Están dirigidas a aquellas personas que tengan más de 74 años y que deseen vivir con sus propios recursos económicos a través de una adecuada gestión de su patrimonio inmobiliario y, todo ello, conservando el uso y disfrute de  su casa.

Además, cuentan con todas las garantías legales. Las operaciones se formalizan ante Notario en una Escritura Pública, y el pago mensual se ve garantizado a través de la inclusión en la Escritura de una Cláusula Resolutoria, mediante la cual, en el hipotético caso de producirse el impago, la Persona Mayor recuperaría la plena titularidad de la vivienda sin tener que devolver ninguna de las mensualidades percibidas desde el inicio de la operación.

El cálculo del pago mensual que corresponde a una Persona Mayor, se realiza teniendo en cuenta el Valor del Inmueble y su Esperanza de Vida, como en las Hipotecas Inversas, determinada de acuerdo a la edad y el sexo del beneficiario. De otra parte, hay que considerar el Valor de Uso y Disfrute de esa vivienda, el cual se reserva la Persona Mayor en la Escritura Pública que se firma ante Notario y que es el resultado de descontar del Valor de Mercado del inmueble el Valor de la Nuda Propiedad.

Existen tres modalidades:

Clásica: es la operación más frecuente. La Persona Mayor percibe un pago mensual a cambio de la cesión de su vivienda, pero reservándose el derecho de uso y disfrute de la misma durante toda su vida. La percepción de la Renta puede ser vitalicia o temporal

Fuera del Hogar: cada vez son más los Mayores que toman la decisión de acudir por voluntad propia a una Residencia, bien por motivos de salud o simplemente para buscar la compañía y cuidados necesarios en esas edades. Esta opción, por la cual la Persona Mayor renuncia al derecho de usufructo sobre la vivienda, lo que repercute en un incremento del pago a percibir mensualmente, le permitirá costearse el pago de la Residencia que elija con la tranquilidad que proporciona el saber que estos ingresos mensuales están garantizados de por vida.

Reversible (para Matrimonios o dos Titulares): cuando la operación se realiza siendo los beneficiarios varias personas, el pago mensual se calcula teniendo en cuenta la edad del que tenga mayor Esperanza de Vida. Cuando fallezca uno de los beneficiarios, el otro seguirá percibiendo el mismo dinero y manteniendo el uso y disfrute de la vivienda, es decir, hasta que no fallezcan todos los beneficiarios no se extingue la operación. Además, esta opción contempla otras dos alternativas, por las cuales el Matrimonio / Titulares podrían elegir el cobro de un pago superior mientras vivan los dos y reducirlo al fallecimiento de uno de ellos, o viceversa, percibir uno inferior durante el periodo en el que vivan ambos y aumentarlo cuando sólo viva uno de ellos.

 RENTABILICE SU PATRIMONIO, CONVIERTA SU PROPIEDAD EN EL MEJOR PLAN DE PENSIONES